touluse lautrec

Touluse Lautrec, metro y medio de genialidad

TwitterFacebookCompartir

Un personaje extravagante, alcohólico y nocturno. Así era Touluse Lautrec, un genio hijo de primos, de ahí su aspecto, criado en ambiente burgués, que a finales del S. XIX decidía lanzarse al mundo de la pintura.

Tras varios años amparado por maestros de la época (como lo fueron Bonnat o Cormon) monta su propio estudio y se lanza a la noche parisina a captar cada momento de Montmartre.

Lautrec rechazaba el paisajismo de sus coetáneos los impresionistas para adentrarse en la nocturnidad del Salon de la Rue des Moulins, el Moulin de la Galette, el Moulin Rouge, Le Chat Noir o el Folies Bergère. Todo lo relacionado con este mundo, incluida la prostitución, constituyó uno de los temas principales en su obra. En sus obras de los bajos fondos de París pintaba a los actores, bailarines, burgueses y prostitutas. A estas las pintaba mientras se cambiaban, cuando acababan cada servicio o cuando esperaban una inspección médica. Touluse conseguía captar en sus obras la cotidianidad de los bajos fondos parisinos. Continue reading