Robert Capa y Gerda Taro, fotografías de un amor entre guerras

Robert Capa y Gerda Taro
TwitterFacebookCompartir

Robert Capa, que en realidad se llamaba, Endre Ernö Friedmann nació en 1913 en Budapest, Hungría. fue un famoso corresponsal gráfico de guerra y fotoperiodista del siglo XX. Comenzó su carrera en el mundo de la fotografía en una revista de ideología socialista. Cuando tenía 17 años participó activamente en las protestas contra el régimen húngaro y fue detenido. Tras ese momento comienza su exilio y el principio de una vida sin rumbo fijo, de guerra en guerra.

Gerda Taro, nació en Stuttgart, Alemania en 1910 fue una pionera en el mundo del periodismo gráfico y los reporteros de guerra. Gerda era hija de judíos polacos, desde muy joven empezó a formar parte de movimientos socialistas y obreros. Tras sufrir una detención decidió huir con una amiga a París.

Robert Capa fotografiado por Gerda Taro
Robert Capa fotografiado por Gerda Taro
Gerda Taro
Gerda Taro

Es ahí cuando comienza, por azar o por destino, la historia de amor de los dos fotoperiodistas que cambiarían para siempre la historia de la fotografía. Y mostrarían al mundo la crudeza de la guerra en todas sus vertientes.

Fruto de la mala situación económica que vivían, Gerda tiene la idea de inventar un personaje para vender las fotografías de ambos, que no siempre estaban cotizadas. Surge entonces el personaje de Robert Capa, un norteamericano que pronto empieza a destacar y vender sus fotografías a las agencias más prestigiosas del mundo. Esta idea, fruto de la desesperanza de dos jóvenes que luchaban por abrirse paso en el mundo, hace que hoy en día siga surgiendo controversia en torno a quien realizó realmente sus más famosas fotografías.

Al estallar la Guerra Civil Española en julio de 1936 se trasladan a España. Desde el lado de la República e implicados en la lucha antifascista estuvieron presentes en los principales frentes de combate. De esa época es la mundialmente famosa fotografía Muerte de un miliciano. Por entonces aún usan indistintamente el nombre de Robert Capa para firmar sus obras y realizan reportajes que publican prestigiosas revistas como Regards o Vu.

Muerte de un miliciano
Muerte de un miliciano

En ese ambiente de guerra y desolación la historia de amor empieza a hacer aguas y se produce un distanciamiento. Gerda empieza su carrera en solitario de la que destaca su reportaje sobre la primera fase de la batalla de Brunete. Que fue publicado en Regards y dio a Gerda un gran prestigio. Fue la primera mujer que retrató el frente de batalla, y también, la primera que murió mientras lo hacía. Gerda Taro perdió la vida en un accidente durante el repliegue del ejercito republicano. Su cuerpo fue trasladado a París, donde recibió todos los honores como una heroína republicana.

RepublicanWoman1936GTaro
Fotografía de una miliciana realizada por Gerda Taro

Robert Capa se quedó solo, sin la que fue su compañera de vida y trabajo, continuo dándole forma a la leyenda que juntos crearon con obras que, a día de hoy, son inmortales. Durante la Segunda Guerra Mundial estuvo presente en los principales escenarios bélicos. En esa época fotografía el famoso desembarco de Normandía. De las 134 fotos que tomo del desembarco, sólo once sobrevivieron al revelado. Esas imágenes se conocen como Las Magníficas Once.

En 1947 creó, junto con los fotógrafos Henri Cartier-Bresson, Rodger, Vandiver y David Seymour, la agencia Magnum Photos. La historia terminó en 1954. Capa viajó a cubrir la guerra de Indochina. Mientras acompañaba a una expedición del ejército francés, Capa decidió bajarse y adelantarse a pie para fotografiar el avance. En ese momento pisó una mina y puso fin a una vida marcada por la sed de aventuras.

Nos dejó un legado de 70 000 negativos, prueba viva de la lucha y la resistencia. Y con el terminó la historia de dos jóvenes que recorrieron el mundo para hacer visible lo que estaba pasando. Porque antes de la era internet, ellos ya sabían, que lo que no se ve, no existe.

Robert Capa y Gerda TaroRobert Capa y Gerda Taro

Si tus fotos no son lo suficientemente buenas, es que no te has acercado lo suficiente. Robert Capa

Posted on: 5 noviembre, 2015, by : Agencia Trelium

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *